Un buen sabor y unas interesantes propiedades se dan cita en la Miel de Eucalipto, una variedad completamente natural producida por las abejas que polinizan en los bosques de esta especie vegetal, originaria de Oceanía.

A diferencia de otros tipos de miel artesanal que requieren de la intervención del hombre para los agregados del sabor y otros aspectos, este producto apícola se elabora 100% a partir del néctar que las abejas extraen de las flores de eucalipto y posteriormente procesan en sus colmenas.

¿Te gustaría conocer el origen, las propiedades y los beneficios de la Miel de Eucalipto? A continuación te desvelaremos todas las claves de una de las variedades más exóticas del universo apícola.

¿Qué es la miel de eucalipto? ¿De dónde se obtiene?

Las flores de eucalipto (Eucalyptus), de inconfundibles estambres blanquecinos, son las portadoras del polen con el que se elabora la miel que lleva su nombre y que bien podríamos clasificar entre las exclusivas variedades australianas, dada la denominación de origen de estos árboles de pálida corteza, donde fácilmente podemos encontrar a algún que otro koala.

De color ambarino oscuro, es fácil distinguirla del resto por su sabor amaderado y su olor delicado con notas balsámicas. En consecuencia, la Miel de Eucalipto es un verdadero espectáculo para los paladares más exigentes.

¿Cómo se elabora la miel de eucalipto?

La producción de esta miel se encuentra ligada a la floración del eucalipto, que tiene lugar durante los meses de agosto y septiembre. El néctar contenido en sus flores es la base de la miel de eucalipto, y su elaboración depende de colmenas de abejas ubicadas en los bosques donde predomina esta especie vegetal.

¿Cuáles son sus propiedades?

Si las mieles genéricas se enorgullecen de su alto contenido vitamínico y mineral, las del eucalipto no tienen nada que envidiarles. Sus incontables propiedades curativas se explican gracias a la presencia de vitaminas A, C, D, B1, B2 o B3 entre sus componentes, así como minerales fundamentales como el magnesio, el sodio, el hierro, el fósforo, el calcio o el potasio.

Estas y otras propiedades de la miel de eucalipto, como son sus propiedades expectorantes, antiinflamatorias y antisépticas, son perfectas para solucionar o paliar diversas enfermedades: desde la gripe hasta las dolencias urinarias, además de mejorar la digestión y favorecer el tránsito intestinal.

¿Para qué sirve la miel de eucalipto?

Gracias a sus múltiples propiedades y nutrientes, la miel de eucalipto ha recibido un sinnúmero de usos desde tiempos antiguos, especialmente en el ámbito de la salud. Tanto es así que se le atribuyen beneficios antioxidantes, antisépticos, energizantes, antimicrobianos y antiinflamatorios. Por si fuera poco, ha demostrado ser altamente alimenticia, razón por la que muchos especialistas la recomiendan para tratar problemas o deficiencias asociadas a la nutrición.

A continuación te explicaremos para qué sirve la miel de eucalipto y cómo puede ayudarte a combatir un amplísimo espectro de afecciones:

1. Combate el resfriado

Sus propiedades antigripales no sólo previenen el resfriado sino que además ayuda a eliminar sus síntomas de manera efectiva, reduciendo los problemas de garganta, las dificultades respiratorias, la mucosidad o la inflamación.

También podemos tomar miel de eucalipto a modo preventivo contra afecciones respiratorias como pueden ser la faringitis, la sinusitis, la tos o la bronquitis.

2. Energizante natural

Gracias a sus mencionados efectos energizantes, la miel de eucalipto es una excelente opción para elevar los niveles de energía, y además, mitigar las sensaciones de cansancio y fatiga.

3. Regula el tránsito intestinal

Esta miel funciona puede ser un aliado natural para regular el tránsito intestinal y normalizar nuestra digestión. Ayuda a desinflamar el estómago y mejora otros procesos asociados.

4. Remedio contra las dolencias urinarias

Sin duda uno de sus usos más interesantes. Gracias a las propiedades antiinflamatorias de la miel de eucalipto, ayuda a mejorar los problemas asociados al tracto urinario, con independencia de que estén provocados por infecciones u otras causas. Por ejemplo, se utiliza para casos de nefritis o cistitis.

5. Mitiga los dolores de garganta

Por último, también ha demostrado su eficacia para atenuar los dolores y molestias de garganta, además de tener excelentes cualidades antimicrobianas que ayudan a reforzar el sistema inmunológico.

Vídeo resumen de las propiedades de la miel de eucalipto:

¿Cuáles son las contraindicaciones de la miel de eucalipto?

Existen algunas contraindicaciones con respecto a la miel de eucalipto, siendo los recién nacidos o los niños menores de 1 año los principales afectados. La razón es la posible presencia de las esporas de la clostridum botulinum, una bacteria responsable de numerosas afecciones respiratorias y digestivas en el público infantil. Además, puede ser un coadyuvante del surgimiento de alergias provenientes del polen recogido por las abejas.

Por otra parte, las personas diabéticas deben tener especial cuidado con el consumo de miel de eucalipto. Su alto contenido en azúcar puede disparar los índices de glucosa en sangre, por lo que no debe sorprendernos que su ingesta no esté recomendada para personas que sufran esta dolencia.

Con todo, la miel de eucalipto nos da una y mil razones para consumirla a diario y beneficiarnos de sus muchas propiedades. Sin duda, y como el resto de mieles, un súper alimento que nos ayudará a mantener un estilo de vida saludable, sin renunciar al mejor sabor.

En cualquier caso, siempre recomendamos consultar a un farmacéutico o directamente a nuestro médico antes de consumir cualquier producto que desconocemos cómo nos puede afectar. Por ejemplo, en caso de estarse consumiendo medicamentos para tratar afecciones hepáticas no se recomienda consumir esta miel.

Finalmente, te recomendamos algunas mieles que estamos seguro que te encantarán: