La miel de limón es uno de los grandes manjares del universo apícola. Fuertemente asociada al limonero y sus olorosos azahares, esta variedad dispone de unas cualidades nutricionales y terapéuticas únicas en el mundo, siendo un remedio milenario para combatir un sinfín de dolencias y enfermedades. Murcia, Alicante, Almería y otros puntos del Levante español son regiones abundantes en limoneros, por lo que no debe sorprendernos que España sea una de las grandes cunas de la miel nutrida con flores de limón.

A continuación profundizaremos en el origen, los beneficios y las propiedades de esta variedad, además de explicar para qué sirve la Miel de Limón.

¿Qué es la miel de limón?

De inconfundible color ambarino, la Miel de Limón es un producto artesanal recolectado a partir de los paneles de abeja ubicados en campos limoneros. El néctar de las flores de azahar es la base de este edulcorante natural, elaborado durante los meses de primavera, y que presenta unas características únicas y excepcionales. Su aroma floral y sutil, con toques delicados de metil antranilato, armoniza a la perfección con un sabor dulcísimo, provisto de notas cítricas y regusto intenso, ligeramente ácido.

No debemos confundir esta variedad de miel de azahar con productos similares, como la combinación de agua tibia con limón y miel, o la llamada hidromiel (o aguamiel), una bebida fermentada con hasta 13° de graduación alcohólica.

¿Cómo se obtiene?

Al igual que las mieles de tomillo, de brezo y de tilo se obtienen de sus respectivos arbustos, la miel de limón debe su nombre a las flores de azahar del limonero (Citrus × limon), una especie originaria de Asia, que hoy abunda en todo el litoral mediterráneo. Granada, Murcia y especialmente las sierras de la Comunitat Valenciana acogen los principales colmenares destinados a la recolección este tipo de miel.

A pesar de ser una rareza dentro del sector de la apicultura, numerosas marcas producen y comercializan la Miel de Limón: Bona Mel, La Obrera, E. Company y Deliciosso en el mercado español, y más internacionalmente Solmielato, Dolce Alveare, Abeille Occitane o Ballot-Flurin, entre otras.

Si estás decidido a comprar miel pura de limón, es importante seleccionar productos 100% ecológicos y orgánicos, evitando aquellos que hayan sido sometidos a la pasteurización u otros procesos que puedan devaluar su calidad. Por contra, no debemos desconfiar del filtrado y limpieza de la miel, un tratamiento habitual en la apicultura que elimina sus impurezas físicas.

¿Cuáles son sus propiedades de la miel con limón?

Más allá de su excepcional sabor, la miel de limón se enorgullece de poseer propiedades únicas en el mundo apícola. Fuente inagotable de minerales, vitaminas y antioxidantes, esta variedad ofrece grandes aportes de zinc, potasio, fructosa, glucosa, magnesio, fósforo, calcio, cobre y sodio, principalmente. En consecuencia, se le atribuyen numerosas cualidades: antibacterianas, sedantes, antisépticas, digestivas, calmantes, antiinflamatorias y cicatrizantes, entre otros muchos beneficios terapéuticos.

Como no podía ser de otra manera, su consumo está recomendado para combatir las enfermedades cardiovasculares, asociadas al envejecimiento celular, las infecciones, las cicatrices y un amplísimo espectro de dolencias. Asimismo, es un energizante natural gracias a sus elevadas cantidades de azúcar. Desde luego, las propiedades de la miel y el limón no tienen nada que envidiar a sus competidoras.

¿Cuáles son los beneficios de la miel y el limón juntos?

Existen en el mundo una infinita variedad de mieles, que deben sus propiedades al néctar del que se han nutrido sus colmenas durante los meses de abril y mayo. Aunque todas ellas ofrecen una serie de cualidades comunes, los beneficios de la miel con limón han sabido desmarcarse del resto:

Reduce la tos

Los ingentes aportes de vitamina C del limón también están presentes en la miel que lleva su nombre. Así pues, está recomendada para la tos y otros problemas cardiovasculares.

Ayuda a adelgazar

A diferencia del azúcar, esta y otras variedades de miel se absorben con menor rapidez y nos permiten saborizar cualquier alimento, sin temor a disparar sus valores nutricionales. Por otra parte, sus efectos saciantes nos ayudarán a prescindir de ‘snacks’ y aperitivos entre horas. Sin duda uno de los mayores beneficios de la Miel de Limón.

Contribuye a calmar el dolor

En forma de tisanas, vía oral o incluso vía tópica, los efectos sedantes de la Miel de Limón reducen de forma natural los dolores producidos por las migrañas, las contusiones, las cicatrices, etc.

Ayuda a cicatrizar heridas

Otro poderoso beneficio de la Miel de Limón son las mencionadas cualidades antiséptica, antimicrobianas y antibacteriana, que facilitan la cicatrización de cortes y heridas sin temor a sufrir infecciones.

Desinflama la garganta

Gracias a sus efectos antiinflamatorios, esta variedad también está indicada para calmar las irritaciones bucales y la garganta inflamada.

Sabor irresistible, propiedades inmejorables y beneficios excepcionales. ¿Qué más se le puede pedir a la Miel de Limón? Con toda seguridad, uno de esos productos apícolas que merece la pena descubrir.

 

En definitiva. Para poder aprovechar los beneficios de este fantástico remedio necesitaremos:

  1. Limón
  2. Miel, entre las que te recomendamos la miel de manuka, la miel de azahar o de naranjamiel de roble, la miel de lavanda, la miel de girasol o la miel de D.O. la Alcarria.